lunes, 13 de octubre de 2008

“Si el caballo piensa, se acabó la equitación” - Por Malú Kikuchi

Argentina educa poco y mal. Viene de lejos y empeora con el correr de los años. El tema del deterioro educativo debería borrar toda otra preocupación. Las bolsas y los bancos del mundo se equilibrarán en algún momento, la educación argentina, ¿mejorará?
Los gobiernos pasan, todos declaman su interés en la educación pública, pero la realidad dice otra cosa.
Argentina fue pionera con la ley Nº 1420 de Educación Común, obligatoria y gratuita (8/7/1884). Argentina creció gracias a esa educación pública. Argentina fue el lugar elegido por millones de personas que deseaban educar a sus hijos en un mundo mejor.
Argentina permitió que los hijos de esos inmigrantes obtuvieran un título universitario, que para ellos era el equivalente a un título de nobleza. Argentina educó, y al educar incluyó, y al incluir hizo realidad la movilidad social. Argentina, a través de su educación pública de excelencia, hizo que los sueños de las personas fueran posibles. Después, ¿qué pasó?
El deterioro, con prisa y sin pausa de la educación pública, aumenta, no se sabe si por omisión, desidia o decisión, pero aumenta. Argentina se está convirtiendo en un país de casi analfabetos, de seres incapaces de integrarse a una sociedad compleja como la actual.
Leer Nota Completa
Fuente: La Caja de Pandora - Notiar

No hay comentarios: