lunes, 13 de octubre de 2008

La desgracia de los bancos centrales - Por Roberto Cachanosky

Es curioso, pero quienes defienden la existencia de los bancos centrales argumentan que fueron creados para evitar las crisis financieras, defender el valor de la moneda, evitar depresiones económicas y hacer de contralor del sistema financiero. A juzgar por los hechos, el “vetusto” patrón oro, que tanto despreciaba Lord Keynes, resultó ser un instrumento mucho más efectivo que los bancos centrales que pueden imprimir billetes a su antojo.
Leer Nota Completa
Fuente:Economía para todos

No hay comentarios: