martes, 28 de octubre de 2008

Ahora se puede ver la importancia de las instituciones

Por Roberto Cachanosky
El kirchnerismo avanzó hasta límites insospechados porque los argentinos miramos para otro lado cuando se cometía un atropello que no nos tocaba de cerca. ¿Será tarde para reaccionar?

La semana pasada, un productor ganadero me comentaba que estaba esperando que la ONCCA le pagara el subsidio porque sin ese dinero no le cerraban los números. Este solo dato refleja el grado de locura económica en que nos ha metido el kirchnerismo. Si en el país de las vacas y el trigo, el Estado tiene que subsidiar estas actividades para que los números no queden en rojo, quiere decir que vivimos en el colmo del disparate. Un sector con ventajas competitivas naturales, que siempre fue negocio, bajo las reglas del kirchnerismo está fuera de combate. ¿Cuál es el contexto en el que estamos en este momento? Por un lado el sector agropecuario consiguió frenar la 125 luego de 4 interminables meses de lucha, pero no logró que el Estado resolviera los problemas de fondo. La industria láctea sigue en decadencia, la ganadería en vías de extinción y la agrícola muy apretada en los números en las zonas de mejor rinde.

Leer Nota Completa
Fuente: Economía para todos

No hay comentarios: