viernes, 13 de junio de 2008

En Inglaterra se quejan porque falta carne argentina.

Las góndolas del supermercado Tesco, de Richmond, el barrio más próspero de la capital británica, sufren desde hace tres meses un vacío advertido por la minúscula clientela argentina, aunque también por todos los amantes de los barbecues , como llaman aquí a los asados celebrados con exclusividad durante el corto y húmedo verano londinense. La carne procedente de la región pampeana, vendida hasta el inicio de la crisis agropecuaria a cerca de 6 libras (40 pesos) por bandeja de dos bifes de cuadril, reluce desde marzo tanto por su ausencia como a causa de su intermitente reemplazo por cortes similares de origen uruguayo.
Fuente: La Nación

No hay comentarios: