martes, 2 de noviembre de 2010

PÉSAME

Tengo el agrado de dirigirme a usted creyendo oportuna la publicación del artículo que está abajo de la presente. Lo hice ante tantos pésames falsos que estoy escuchando.
Un gran saludo y felicitaciones por su capacidad y coraje.

Lamento especialmente, con gran dolor, la muerte de cientos de niños por desnutrición en el primer país productor de alimentos del mundo, con superávit fiscal, debido a la falta de una política de Néstor Kirchner y después cristianamente lamento la de él.
Lamento con dolor la muerte de más de 100 guerreros que murieron presos por haber cumplido con su deber de defender a la Patria, frente al ataque de terroristas enviados por la URSS y Cuba y después cristianamente la de N. Kirchner que los envió a prisión.
Lamento la muerte de más de 20.000 ciudadanos honestos, desde 2003, asesinados por delincuentes comunes, a quienes Néstor Kirchner se negó a enviar a prisión.
Lamento profundamente la muerte de más de 2.000 argentinos asesinados por la subversión y después cristianamente la del ex Presidente que se negó a hacer justicia e indemnizó a los delincuentes traidores que los asesinaron.
Lamento la muerte de más 100 argentinos por los atentados terroristas contra la Embajada de Israel y la Amia y después la de Néstor Kirchner que en ocho años no la investigó.
Lamento la muerte de un militante del PO asesinado por la espalda, y después la de Néstor Kirchner, que con su política anarco-autoritaria la provocó.
Lamento profundamente la muerte de la Constitución Nacional y después la de Néstor Kirchner que la mató.
Lamento profundamente la desaparición del federalismo y después la de Néstor Kirchner que lo eliminó.
Lamento profundamente la corrupción en que está inmersa la Nación Argentina y después la muerte de Néstor que la agravó.
Lamento profundamente que se haya resucitado el odio entre los argentinos y después la muerte de Néstor Kirchner que lo incentivó.
Finalmente le pido a Dios que nos libre de otros políticos como él, que reinstaure el amor entre los argentinos, que en su infinita caridad perdone tantos crímenes y que me inunde con su misericordia para impedir que odie ante tantas injusticias.

Carlos E. Viana

No hay comentarios: