martes, 23 de diciembre de 2008

LA PERINOLA DE “EL CALAFATE”

por Gustavo Adolfo Bunse
Una democracia tan chanta, que es normal que un político diga lo que no piensa, prometa lo que no va a cumplir, diga cualquier pavada, esconda sus intenciones y cambie de opinión en función de sus caprichos, sin explicar tal cambio.
Y es normal que se crea dueño del Estado y haga de él un coto de caza para sus negocios o para sus vicios.
Leer Nota Completa
Fuente: Tábano informa

No hay comentarios: