jueves, 11 de septiembre de 2008

Un gobierno acorralado, sospechado, sin apoyos y cercano a desmoronarse

Difícilmente se pueda recurrir a un título más abarcativo, a la hora de caracterizar el peor momento del kirchnerismo desde que llegó al poder. Al escándalo de las valijas de Antonini Wilson y a la carencia absoluta de apoyo ciudadano se le suma ahora la sospecha de que el poder de los Kirchner estuvo incluso sostenido financieramente por traficantes de drogas. Solo falta conocer el momento de la eyección.

No hay comentarios: