viernes, 4 de julio de 2008

Un país vociferante

Nunca como hoy ha resultado tan necesario separar lo accesorio de lo principal; lo general de lo particular. Sobre todo, teniendo en cuenta la inconfundible evidencia de que el hombre “no es solamente un individuo imitativo, sino también un ser de hábitos: el deseo de satisfacerse regularmente se fija en él poco a poco, y no puede ser obtenido sino a través de una evolución muchas veces dolorosa” (Charles Gide).
Leer Nota Completa
Fuente: Notiar

No hay comentarios: