lunes, 14 de julio de 2008

Moreno y su mujer fueron a cenar: terminaron a las piñas

"No te da verguenza venir a comer acá con lo que estás haciendo, estás destruyendo al país...". Los gritos tenían como destinatario a Guillermo Moreno. Eran las 23,30 del sábado y la tranquilidad del restaurante vasco Laurak Bat estalló en pedazos. El secretario de Comercio, que cenaba con su pareja la escribana Marta Cascales, tragó saliva y desafió a pelear en la calle al "insolente".
"Vamos afuera, decímelo afuera que te rompo la cara...", contestó Moreno y al ver la que se venía (en cuanto a marketing) apareció raudamente en escena uno de los propietarios del lugar para tratar de la sangre no llegue a la alfombra. O a la vereda, en el caso que las trompadas fueran en la calle
Leer Nota Completa

2 comentarios:

Fortinera dijo...

Típico de un mersa con plata (robada de los recursos públicos). Parece que fue la "golfa" que lo acompañaba la que le pegó a la otra mujer. Son mersas, no tienen nivel ni de alcantarilla.

Anónimo dijo...

que no puedan ir a ningun lado, y a bancarse una cachetada, a dejar que esta lacra nos destruya, hacerles frente, echarlos de todos lados, a moreno, a los fernandez, a borocoto, a todos los diputados kk