domingo, 13 de julio de 2008

La concentración nacional del Monumento a la Bandera en Rosario tendría que haber bastado para que Kirchner entienda.

El temor de que la convocatoria del país federal sea tan masiva como la de Rosario y termine el derrumbe del modelo al que Néstor Kirchner está sujeto por su escasa imaginación, motiva esta nueva provocación del PresidentE para el acto que se realizará simultáneamente con el anterior.
Como depende de los números y no de sus carecientes conceptos, Kirchner debe apelar a los aparatos, al del Estado nacional, provinciales y municipales; al del PJ (¿O del Frente para la Victoria?) en tanto coincida con los anteriores que son la banca y al movimiento obrero organizado al que bancan los trabajadores afiliados a la estructura sindical o a las obras sociales.
En síntesis, Kirchner no pone nada; todo lo pone el pueblo.
Leer Nota Completa
Fuente:PyD

No hay comentarios: