miércoles, 2 de julio de 2008

Con bajo rinde, las retenciones móviles serían confiscatorias

Si el productor obtiene 35 quintales por hectárea de una soja en excelente estado, a los valores actuales, el Gobierno le retendrá u$s 950 por hectárea. Si lograra sólo 15 quintales, el Gobierno le retendría u$s 446, y perdería u$s 390 por ha.
Mientras el Congreso las retenciones móviles a la producción de granos impuestas por el Gobierno el 11 de marzo pasado, el agrónomo Miguel Calvo, dirigente adherido a CRA y vicepresidente de la asociación Acsoja, calculó el impacto del sistema en una misma explotación variando solamente el riesgo climático.Así, si el productor es afortunado y obtiene 35 quintales por hectárea de una soja en excelente estado, a los valores actuales, el Gobierno le retendrá u$s 950 por hectárea. Y su rentabilidad, antes del pago de impuestos, será de u$s 210 por hectárea. Si el clima no lo acompañara y lograra sólo 15 quintales, el Gobierno le retendría u$s 446, y perdería u$s 390 por hectárea. Para Calvo, en este caso, el Gobierno le estaría "confiscando" el capital que ha invertido para sembrar. Por último, si tuviera un rendimiento dentro del promedio nacional, de 28 quintales, pagaría retenciones por u$s 832, y su ganancia antes de impuestos sería de u$s 32 por hectárea. Para el agrónomo, la situación se agravaría si se da un aumento de costos, como ha ocurrido el año pasado. Tomando el caso del rinde en el promedio nacional, la ganancia de u$s 32 se obtiene con costos de implantación de u$s 300, y de cosecha, seguros, fletes y comercialización de u$s 290 por hectárea. Si ellos sufrieran una suba del 10% (a u$s 330 y u$s 319, respectivamente), aún manteniendo invariable el alquiler en u$s 210, tendría un rojo de u$s 27 por hectárea. Y crecería a u$s 86 por hectárea si los costos subieran 20%, afirma el trabajo.

Fuente: El Cronista Comercial

No hay comentarios: