miércoles, 25 de junio de 2008

Morir por 100 pesos o con pollo en mal estado

La muerte de Carlos Marriera en Plaza de Mayo como causa de la caída de una farola de bronce que dio en su cabeza es triste y lamentable, pero por desgracia no es la primera ni la última vez que pasa. En Río Turbio en junio del 2007 en un acto K hubo obreros intoxicados y uno muerto. La rueda de la apariencia no se detiene. La presidenta no parece conectar el mensaje vacuo con la realidad que la rodea.
Leer Nota Completa
Fuente: OPI Santa Cruz

2 comentarios:

mujer de ciudad no bipolar! dijo...

La presidenta( en minúscula)"NO" puede conectarse con la realidad!
Esto va más allá de cualquier estudio de psicología social,es un problema psicológico tremendo que no puede o no sabe cómo superar.
A pesar de tener a su disposición la asistencia psiquiátrica durante las 24 hs. del día debido a su enfremedad bipolar.
Dicen los que saben que tuvo momentos de pico emocional en los que quiso renunciar por el conflicto con el campo.
Así los argentinos estamos sometidos a las desiciones de una presidente que no se "conecta"con la realidad y que cuando lo hace no sabe cómo hacer para seguir adelante; y así nos "gobierna" con una imágen negativa del 80%!!!!!!!
Dios nos ampare!

rosarina dijo...

Espero que tenga unos minutos de cordura en algun momento y se mande a muder ella y el enfermo de su marido, ya no la quiere nadie