lunes, 30 de junio de 2008

Malos presagios - Por Joaquín Morales Solá

¡Traidores! Serán unos traidores los que no voten las retenciones tal como están. Néstor Kirchner gritó con furia y fiereza cuando diputados oficialistas le llevaron la mala nueva: los números no alcanzan para aprobar el núcleo duro de las retenciones del 11 de marzo. Luego llamó a algunos diputados incondicionales para pedirles que transmitieran un mensaje de pánico: a los legisladores disidentes les aplicará la ley de defensa de la democracia y hará todo lo posible, y hasta lo imposible, para meterlos presos. A otros les deslizó con una mirada de hielo: Hay que decir que los traidores están cobrando con la green card, en una alusión implícita a eventuales sobornos. Puede ser que hayan sido sólo actos para intimidar (aunque los diputados que lo oyeron dijeron creer en esas amenazas), pero lo cierto es que al ex presidente le cuesta constatar que el miedo se terminó. Kirchner ya no es lo que fue.
Sigue.
Fuente: La Nación

1 comentario:

mujer de ciudad junto al campo! dijo...

Está loko como Adolf Hitler!!!!!
Cuando enviaba al frente de batalla a regimientos que habían sido diezmados y sus generales le advertían que ya no contaban con esas divisiones, Hitler ordenaba que se los "fusilara" a ellos por alta traición a la Patria"!
Así le fue!!!!!!!!
Vox populi, vox dei!