martes, 5 de agosto de 2008

A preguntas incómodas, respuestas ausentes

Somos grandes. Sabemos que no está en el espíritu del matrimonio presidencial sostener ningún contacto con la prensa.
Fue la terquedad kirchnerista de continuar dividiendo el país y mantener el malestar general el que hizo que la presidente reciba a la prensa en Olivos unas horas después de la inauguración oficial de la exposición de la sociedad rural. La jefa de Estado no estaba dispuesta a perderse la tapa de los diarios del domingo por nada del mundo y, por ello, decidió llamar a una conferencia con los medios.
Eso sí, puso demasiadas condiciones antes de acercarse a contestar las preguntas de los periodistas.
Faltaron, claro está, aquellas que millones de argentinos nos hacemos a diario. Sucede que no es fácil preguntar sobre asuntos irritantes a personas tan temibles y poderosas.
Sigue
Fuente: El espacio de Hernan Haines

1 comentario:

Fortinera dijo...

Inepta, korrupta, imberbe, sádica, mentirosa, ladina,etc.,etc.; y encima vende Patria. ¿Que podemos esperar, con la CIA y el Mozart actuando en el país,en conjunto con Lula, Chavez, Evo Morales....No se, pero si el conjunto de ciudadanos no despierta...¡pobres de nosotros!!!